CONFIGURACIÓN DE UNA LAN. PROTOCOLO TCP-IP

Cuando disponemos de todos los elementos hardware para crear nuestra LAN, debemos establecer una configuración de la red para que esta funcione de una forma eficiente. Muchos son los parámetros a tener en cuenta para configurar una red de área local. En este apartado se pretenden dar las nociones básicas para establecer una configuración de red operativa.
Podemos entender como configuración de una red la realización de los siguientes pasos:

• Instalar los controladores (drivers) de los diferentes interfaces de red de cada ordenador.
• Seleccionar el protocolo a utilizar en función de la red LAN utilizada. En nuestro caso TCP / IP.
• Definir los parámetros del protocolo.
• Comprobar la conectividad del equipamiento de la red.
• Establecer que recursos compartidos en su caso. (Acceso a internet, Carpetas, Impresoras, etc….).
• Establecer servicios de red (Ftp – Web – Proxy – etc…).
• Definir aspectos de seguridad. (Acceso restringido a recursos, Filtros de Contenido, Control de accesos, etc…)

Configuración de parámetros del protocolo TCP/IP.

En este apartado nos ocuparemos de los cuatro primeros puntos y en los sucesivos apartados abordaremos el resto.

Instalación de los drivers para las tarjetas de red.

Cuando instalamos una tarjeta de red en un equipo con Windows XP, automáticamente se ejecuta un asistente para la instalación de los drivers. En la mayoría de los casos Windows reconoce y configura el adaptador de red automáticamente. En caso de que Windows no disponga de este controlador de red, solicitara el CD o disquete al usuario para instalar los controladores. En ambos casos el proceso no requiere apenas intervencion del usuario. Si no disponemos de los controladores del interface o tarjeta de red, no sera posible hacer funcionar el ordenador en la red.

Seleccionar y definir nuestro protocolo de red.

Para la configuración de una red local existen múltiples protocolos. Nosotros en este caso nos vamos a centrar en la configuración de uno de los protocolos mas utilizados en Internet y en las redes locales denominado TCP/IP. Este protocolo tiene múltiples parámetros configurables, aunque para que el acceso a la red sea operativo basta con configurar algunos de ellos. Para acceder a la configuración de los parámetros lo hacemos presionando el botón derecho del ratón sobre el icono de “Mis sitios de Red” y seleccionando la opción “propiedades”.

mis sitios de redpropiedades

 

 

 

 

 

 

En las propiedades de la conexión de red disponemos de un acceso al protocolo TCP / IP. Haciendo doble “clic” con el botón izquierdo del ratón sobre “Protocolo de Internet TCP / IP” aparecerá su ventana de propiedades. En estas propiedades definiremos una dirección IP para cada maquina, una mascara y en su caso puerta de enlace y servidores DNS. Estos valores son definidos por el administrador de la red.

  conexión area local

Dentro de los parámetros del protocolo TCP/IP debemos dar una dirección IP a nuestro equipo. Esta dirección debe ser única dentro de la red y no repetirse en otro equipo. Las direcciones dependen del tipo de red en el que nos encontramos. Por ej. supongamos que tenemos una red LAN de 100 ordenadores y debemos asignar IP a cada puesto. En este caso, si es una red interna de un centro de trabajo o una pequeña red domestica nos encontramos ante una red de clase C.
Podríamos identificar a cada equipo con una IP de la forma 192.168.1.X variando X desde 1 hasta 100 (en el caso de 100 ordenadores en la red). Existen otros rangos validos para redes de clase C, pero utilizaremos este para los ejemplos de configuración de equipos en TCP / IP.

tcp ip

En caso de que nuestra red forme parte de una red mas general que agrupe a muchas subredes, es posible que tengamos que consultar el rango de direcciones IP al administrador de la red global. Es posible también asignar al protocolo la posibilidad de que solicite una IP automática a un servidor DHCP. Estos servidores generan automáticamente las direcciones IP para aquellos ordenadores que se las solicitan (opción obtener una dirección automáticamente). La dirección que se le asigna a un ordenador que utilice este método sera una de entre aquellas que se encuentren libres (no asignadas) en cada momento. Esto es mas cómodo para la administración pero se tiene un menor control sobre los equipos y servicios. Ademas si el servidor DHCP falla los equipos no pueden acceder a la red al ser imposible asignarles una IP.
La mascara de subred permite crear subredes para una rango determinado de direcciones IP. En nuestro caso vamos a suponer que solo tenemos una red local tipo C y no deseamos crear subredes dentro de nuestro rango de direccionamiento IP, por lo que el mascara 255.255.255.0 sera valida para nuestra red. En caso de que nuestra red sea una subred de una mayor, deberemos consultar las mascaras adecuadas al administrador de la red general.

La puerta de enlace permite definir a cada equipo el camino a través del cual puede obtener un servicio determinado, por ej. Si deseamos conectar varios ordenadores a Internet dentro de una red, una forma de hacerlo seria definir a todos los puestos de la red una puerta de enlace común, con el valor de la IP del router que da acceso a Internet. Los servidores DNS son equipos que realizan la traducción de nombres comunes de direcciones (por ej www.google.es) a su equivalente IP. No debemos olvidar que en una red con protocolo TCP/IP se trabaja internamente con direcciones IP y no con nombres. Esa traducción es la función de los servidores DNS en internet. No es necesario definir estos servidores si nuestra red local no tiene acceso a Internet o si el servidor DNS, ya ha sido definido en el equipo (router) que presta el servicio de acceso a Internet. Según este planteamiento una configuración básica LAN de tres ordenadores con acceso a Internet podría ser la de la figura inferior. En este esquema se suponen ya configurados los parámetros de conexión del Router a Internet (ej IP Publica y resto de parámetros de la red publica), mostrándose solo la configuración de la red local.

red internet

 

Esquema basico de configuracion para TCP/IP de una red con acceso a internet

El esquema mostrado anteriormente solo pretende dar una idea de configuración para facilitar la comprensión de los conceptos de direccionamiento IP, aunque no seria el mas optimo como mecanismo de seguridad ya que no dispone de monitorización de accesos a Internet. Esta monitorización se puede realizar por ej con servidores proxy que aumentan el control sobre el acceso de la red a Internet.

Comprobación de conectividad y actividad de red.

Cuando trabajamos con una red es muy frecuente que algunos equipos o servicios no funcionen correctamente, para comprobar la conexión física a la red de un equipo y su correcto funcionamiento existen muchas herramientas de monitorización. Una de las utilidades mas rápidas para comprobar conectividad es la conocida como PING. Si tecleamos en la ventana de ejecución de Windows la instrucción:

ping 192.168.1.5

Se producirá una respuesta del equipo que tenga como IP 192.168.1.5 si tiene conectividad. Si esta conectado devolverá estadísticas de tiempo de respuesta, en caso de no estar conectado o no operativo devolverá mensajes de tiempo de respuesta agotado.

ping

Si realizamos un ping a un equipo y obtenemos tiempos de respuesta significa que el equipo esta funcionando correctamente en la red. Esto nos puede servir para saber si un servidor esta fallando por una mala configuración del servicio que proporciona o debido a que esta apagado o desconectado de la red. En este último caso la respuesta del PING sera la indicada en la figura inferior.

ping1

Print Friendly, PDF & Email